Los 2 Caminos por Gary Bate

Hay algo realmente claro – una persona solo puede tomar dos caminos en su vida.

Hay un camino que se nos es “dado” en el cual todos nacemos, el cual es otra reentrada ciega a este mundo y este es el camino que propaga la genética. Si alguien despierta en su vida, otro camino surge gradualmente, el cual dará a la persona la oportunidad de evolucionar. Esto cambiará a la persona genéticamente.

Vamos a ver los dos caminos más de cerca, para que la elección sea realmente clara.

La reentrada ciega no va acompañada de memoria a no ser que la entidad (el ser) despierte en la luz antes de que este sea completamente despojado de todos los recuerdos. Hay más sobre esto en mi artículo en: Iluminación y Sabiduría

Fuimos niños que estuvimos a la merced de nuestros padres y a lo que habían venido a conocer. Luchamos por nuestra identidad; eso no vino de nuestros padres, sino que nos aferramos a todo lo que nos diera sentido de identidad. Nuestros tiernos cerebros eran flexibles a nuestros entornos inmediatos. Nos asociamos con nuestros cuerpos, lo cual es comprensible pero ¡incorrecto! ¿El resultado?

Vivimos para satisfacer las necesidades percibidas por nuestro cuerpo y para ofrecerle placer, el cual inconscientemente sustituimos por la alegría de vivir. Solo necesitamos el 5% de nuestros cerebros para hacer esto y nuestras mentes están así subyugadas a nuestros cuerpos –mente y cuerpo se han unido en la consciencia cuerpo/mente. ¿Cuál es el efecto?

Vivimos una vida reaccionaria, reaccionando a nuestros entornos inmediatos. Trabajamos para sobrevivir y jugamos por placer, de ahí el dicho “trabaja y juega duro”. La vida parece estar limitada a absolutamente todo lo que trae placer a nuestros cuerpos – comida, sexo, diversión, deporte, adrenalina, emociones, ropa, imagen, etc. Nosotros vivimos para nuestros cuerpos y estos se convierten en adictos a la química que le hemos estado proporcionando, como resultado de nuestro pensamiento condicionado. Nuestras mentes sirven a nuestras adicciones y eso denota muy poco uso de nuestra capacidad cerebral. Este es el drama humano – el camino del compromiso para con los otros.

En mi caso, fui adicto a la seducción durante 40 años. ¿Por qué os cuento esto? Porque conozco el viaje espiritual y entiendo que caer en la propia espada te hace ir hacia adelante y hacia arriba.

El segundo camino es el camino del “despierto”, el cual eres tú, ya que siempre es tu elección cuál píldora tomar.

Este es el camino de la apertura gradual de tu otro 95% de la herramienta dada por Dios – aquel mayor porcentaje que nunca has usado. Es toda esa otro parte que no es consciencia cuerpo/mente, y entonces tiene sentido calmar y tranquilizar el cuerpo primero. De hecho, no puedes acceder a tus potenciales latentes a menos que domines tu cuerpo primero. Estando en calma, vendándose los ojos, escuchando música relajante, con la concentración deseada…, haciendo esto antes del desayuno conseguirás entender lo esencial. Ninguna cantidad de trabajo físico que hagas lo cortará…

El viaje de la apertura de tu mente se describe en mi otro artículo: Salud Radiante a través de los 7 engranajes de Conciencia

Lo que parece evidente es que el camino 2 es muy diferente al camino 1 y no puedes estar en los dos, aunque quieras intentar contradecir mi verdad.

No hay compromiso en el segundo camino. No hay dualidad aquí. Hay una inversión- el cuerpo se subyuga a la mente. Tú, como un creador consciente, estás ahora viviendo para tu mente y tu cuerpo se mantendrá en persecución. Hay belleza aquí cuando tu dices: “Yo Soy totalmente hermoso” debido a que es tu verdad. No hay pérdida aquí; solo un cambio en tus motivaciones, prioridades y parcialidades.

Hay una interminable oferta de material para escuchar. Hay conferencias, eventos, festivales y retiros donde ir, clases a asistir y muchos grandes libros por leer. Tú no llegarás a iluminarte a través de nada de esto.

La iluminación se basa en la apertura de tu mente para llegar a los escalones más altos de la consciencia y eso conlleva algún esfuerzo por tu parte.

Nuestros cerebros pueden recibir las 7 frecuencias de consciencia, aunque hayamos estado haciendo girar nuestras ruedas en las 3 frecuencias más lentas. El deseo personal y las órdenes directas internas son quienes abrirán nuestra mente. Por ejemplo, si dedicamos diariamente un tiempo en concentrarnos en la palabra “amor”, iremos abriendo gradualmente nuestro centros de la zona del corazón. Pero esto no sucede sin nuestro esfuerzo; ¡No va a llegar en una ola cósmica!

Nos han dado una pieza de hardware que se encuentra situada entre nuestros oídos y no la usamos para nada más que para decidir cuál va a ser nuestra próxima comida. Usamos menos del 10% de ella. ¿Para qué es el otro 90% restante? Es para nuestra exploración de lo desconocido, tomar consciencia de ello y ser mejores de lo que nunca antes hayamos podido ser. No se trata de renunciar a la vida sino de adquirir más vida y vivirla desde una perspectiva más alta.

Las personas no se iluminan porque no hacen su trabajo, no ponen ningún esfuerzo en ello; piensan que solo tienen que ir a algún otro evento, encontrar algunos amigos, contarse algunas historias y quedarse tranquilos en alguna filosofía que hayan aprendido, en un intento de convencer a los demás de que ahora ya son de los que ya comprendieron todo. Así es como aman su importante imagen de si mismos.

No malgastes tu dinero. Aún tienes la herramienta. Úsala. Desarróllala. Ábrela. Siéntate quieto y calmado en la oscuridad y di: "Querido Dios... ábreme a saber”. Ofrece imágenes de lo que quieres al gran Vacío. Visualiza tu vida como te gustaría que fuese…

La consciencia es todo. Hay 7 engranajes. Hasta en el tercero hemos estado conduciendo sin combustible. ¿No crees que tendríamos que estar persiguiendo el cuarto, quinto, sexto y séptimo? Deberíamos estar en una intensa persecución de los escalones más altos de consciencia – allí es donde yace nuestro futuro ~ Gary Bate

P.D. Llévate a ti mismo a la fiesta.

Un humano es un ser que no aprendió a usar su ordenador.

Un dios es un ser que aprendió a usar su ordenador.

Lo que nos diferencia como dioses son nuestros deseos.

El mundo Cuántico funciona perfectamente; somos tú y yo quienes no vamos en tándem con él. No podemos tener aquello que realmente deseamos porque nunca nos centraremos en ello el tiempo suficiente para cablearlo en nuestros cerebros. Ahora tenemos 2 de las 3 llaves para ser como dioses- deseo y repetición.

El mundo Cuántico funciona como un mecanismo de relojería, amoldándose constantemente al cableado de tu ordenador. La tercera llave es el lenguaje de tu ordenador; se trata de imágenes mentales. Las imágenes que das a tu computadora ordenan lo cuántica a tu alrededor. Cada pensamiento es una imagen holográfica.

¿Por qué motivo en tu vida consigues lo que consigues y no necesariamente lo que tú dices que quieres? Esto es debido a que esas fueron las imágenes que le diste a Dios y "tú", obviamente no deseas suficiente lo que dices que quieres.

¿Cómo un niño pudo desarrollar la capacidad de hacer lo que él llama magia imposible? Pues se cableó sin ningún manual de instrucciones. Él lo deseó y así se mantuvo diariamente. Una vez que consiguió su primer milagro su confianza creció y se dio cuenta que podía manifestar todo lo que estuviera en su mente.

Nunca quise la imagen de ser un “sabelotodo” pero siempre he tenido el deseo de saberlo todo. ¿Dónde se sienta en la pirámide de la consciencia ese ser, ese que “sabe”? En el vértice.

Entonces, ¿Qué sucede si tienes un deseo del cual no tienes imágenes asociadas? Dale una y después se la das a tu Dios…

Dios/ el Universo/ el mundo Cuántico solo pueden darte lo que tú les pides. Cada pensamiento cuenta porqué los pensamientos son imágenes, y éstas son el lenguaje de tu ordenador biológico. Así que, un dios es un dios porqué se enfoca solo en sus deseos y en nada más.

¿Estás conectado o cableado a tus deseos?

No puedes conseguir aquello que no tengas en tu red neuronal. Para obtener lo que quieres tienes que cablearlo a la red. Solo harás la conexión en red si realmente lo deseas y el deseo debe de mantenerse cada día en tu mente en primera fila para que se forme el cableado neuronal. Ten cuidado en mantener la nueva conexión intacta y no la asocies en nada que venga de tus recuerdos pasados. Es necesaria la repetición diaria para cablear lo nuevo a tu red neuronal.

Siéntate, sigue recto, cierra los ojos, ve profundamente y vislumbra el nuevo tú
~ Gary

* Hay mucho más conocimiento en mis dos LIBROS